Acerca de nosotros

La actividad del Gabinete psicológico Naguesla se dirige a la psicoterapia individual y de grupo, como medio de profundización en el autoconocimiento personal. Trabajamos desde corrientes humanistas (Gestalt, Sistémica, Constructivismo, Psicoanálisis), y desde el enfoque Cognitivo-Conductual, contribuyendo a fomentar una actitud empática y exenta de juicio. Las terapias humanistas te ayudan a comprender qué te ocurre, qué bloqueos sufres, tomando conciencia de las propias dificultades que te impiden sentirte bien, dándote herramientas para que con tus propios recursos vayas desbloqueando tu camino, es decir, “en lugar de darte peces, te enseñamos a pescar”.

Dña. Miriam Pérez Sánchez

Licenciada en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid; Diploma Superior en Psicoterapia de niños, adolescentes y adultos por la Universidad Autónoma de Madrid; y Master en Psicología Clínica, Legal y Forense por la Universidad Complutense de Madrid. Psicóloga colegiada en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid nº M- 21127. Experiencia laboral en el ámbito de la Psicología Clínica y de drogodependencias, y en el ámbito privado en Psicología Educativa, Clínica y Forense.

LA TERAPIA GESTALT

La Gestalt-terapia, iniciada a mitad del siglo pasado por Fritz Perls, es un enfoque terapéutico psicoemocional. Atiende a la globalidad del sujeto en sus distintos aspectos: corporal, emocional y mental, facilitando la integración de sus tres áreas (sentir, pensar y adecuar la acción en el hacer). Enfoca aquello que sucede en el contacto de un individuo con su entorno, potenciando la conciencia de la experiencia en curso y de la autoría de lo propio para facilitar la maduración del sujeto o del grupo.

En palabras del propio Perls, “la terapia gestáltica, al enfatizar la conciencia de uno mismo y del mundo, se convierte en una forma de vida y de sentir que parte de la experiencia propia. Intenta integrar la personalidad fragmentada o dividida. Para ello se sirve de un enfoque no interpretativo que tiene lugar en el aquí y ahora”.

A través de los síntomas, podemos observar la necesidad de la persona que está pendiente de satisfacción y hacerla consciente en el paciente a través del trabajo terapéutico. Posteriormente, orientamos la terapia a la detección y resolución en el presente de las “situaciones inacabadas” en la vida del individuo, en cuanto que están en el origen del estancamiento de su energía y, por tanto, de su neurosis, bloqueando su aquí y ahora.

 

LA TERAPIA EMDR

EMDR (Eye Movement Desensibilization and Reprocessing = Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento de los Ojos) es un abordaje psicoterapéutico integrativo científicamente validado para el tratamiento de un amplio espectro de poblaciones y patologías, tales como trastorno por estrés agudo y post-traumático, trauma complejo, trastorno de personalidad, ataques de pánico, duelo complicado, trastornos disociativos, ansiedad, fobias y problemas somáticos.

EMDR se guía por un modelo de procesamiento de información elaborado por la Dra. Francine Shapiro, denominado Procesamiento Acelerado de Información (PAI). El PAI describe un sistema fisiológico innato que ayuda a transformar la información molesta en una resolución adaptativa, integrando psicológicamente dicha información. En este modelo, las redes de memoria constituyen la base de nuestras percepciones, actitudes y conductas.

EMDR funciona

Mediante el procesamiento de los recuerdos traumáticos anteriores, capacita al paciente para generalizar afecto y cogniciones positivas hacia los recuerdos asociados que se encuentran a lo largo de las redes “neuronales” (es decir, redes de memoria), permitiendo así conductas más adaptativas en el presente. EMDR se dirige a las experiencias responsables de que la cognición, afecto y sensaciones físicas negativas se “hincaran” en el sistema nervioso del cliente. Una vez que los recuerdos hayan sido procesados mediante EMDR, suele producirse un cambio fisiológico responsable de que la imagen molesta se diluya apropiadamente junto con las creencias, sentimientos y sensaciones físicas asociadas. Se ha levantado el “bloqueo” (es decir, la información disfuncionalmente almacenada) en el sistema nervioso del cliente y la perturbación ha sido reconducida a una resolución adaptativa a medida que se activa el proceso de curación natural. El principal efecto colateral del reprocesamiento es la reducción o eliminación de la carga negativa asociada al recuerdo.

EMDR no se centra únicamente en identificar y reprocesar los sucesos pasados y las molestias presentes, sino en la elaboración de una plantilla positiva que facilitará la incorporación de conductas futuras apropiadas para el paciente o el reprocesamiento de sucesos futuros anticipados. Esta fase puede incluir la formación del paciente en habilidades asertivas, el modelado de una buena toma de decisiones o la visualización de situaciones futuras, como el coaching, para ayudar a las personas a responder de forma más apropiada.

Dña. Rosana Pablo Escribano

rosana-pablo-escribanoLicenciada en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid; Master de especialización en terapia gestáltica en población infanto-juvenil y adultos, por el Instituto de Psicoterapia Gestalt (IPG), avalado por la Asociación Española de Terapia Gestalt (AETG), y Master en Psicología Clínica, Legal y Forense por la Universidad Complutense de Madrid. Psicóloga colegiada en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid nº M-23002. Acreditación como Psicóloga Sanitaria por la Universidad Complutense de Madrid y por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, al poseer los requisitos curriculares de la ley 5/2011. Experiencia laboral en el ámbito de la Psicología Clínica en la Sanidad pública en el Área 6, y en el ámbito privado en Psicología Educativa, Clínica y Forense.

best mining pools